Loading...
0/3

Gastronomía

Comer bien es lo que mueve a muchos visitantes a visitar  San Sebastián. Aunque hay para todos los gustos y para todos los presupuestos.

Están los que suman 16 estrellas Michelin: Arzak***, Akelarre***, Martín Berasategi***,  Mugaritz**, Kokotxa*, Mirador de Ulía*, Miramón Arbelaitz*, Alameda* y Zuberoa*, sin comentarios.

Pero también puedes comer de pintxos (pinchos) cambiando de bares. Los jueves se ha instaurado el pintxo-pote, que por 2 euros tienes un pintxo y un “pote” (un vaso de vino) o una caña en la mayoría de los bares.

Y también tienes muchos bares y restaurantes en los que puedes comer un buen y variado menú del día por poco más de 10 euros.

Las zonas de pintxos son todas aunque, por indicar algunas, están el Antiguo, la Parte Vieja, Buen Pastor –  Reyes Católicos y, por supuesto, el barrio de Gros.

 

El Rioja es un vino muy apreciado por los donostiarras, pero hay dos bebidas muy apreciadas en la ciudad: la sidra y el txakolí (o chacolí).

El txakoli está elaborado con uvas un poco ácidas por el clima de las laderas de Getaria y Zarautz. Antiguamente era muy acido pero ahora es un blanco muy bien elaborado y cuidado.

La sidra de manzana se toma especialmente en las sidrerías, sobre todo en la zona de Astigarraga, aunque también hay sidrerías en Aia, Usurbil, etc.

La experiencia de comer o cenar en una sidrería clásica es muy peculiar. En algunas se come de pie y hay que ir con el vaso hasta las barricas cada vez que quieres beber.

El menú tradicional es tortilla de bacalao, chuletón y de postre queso con membrillo y nueces.

Volver arriba